Israel. Más de 200.000 personas en las primeras concentraciones del fin de semana desde la aprobación de la ley de reforma

Agencia AJN.- Por trigésima semana consecutiva, pero por primera vez desde la aprobación de la primera ley de reforma judicial, se celebraron concentraciones masivas en todo el país contra los planes del gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu de debilitar el poder judicial.

En la votación del lunes, los legisladores aprobaron una medida que impide a los jueces anular decisiones gubernamentales y ministeriales por ser «irrazonables». La ley fue aprobada por los 64 miembros de la coalición -con el boicot de los 56 de la oposición- a pesar de las continuas protestas masivas, la vehemente oposición de altas personalidades judiciales, de seguridad, económicas y públicas, las repetidas advertencias de los aliados, el principal de ellos Estados Unidos, y los miles de reservistas militares que prometen abandonar el servicio.

Los organizadores de las protestas han prometido mantenerlas.

Cientos de miles de personas protestaron en todo el país contra la reforma. Unas 174.000 personas se concentraron el sábado en la calle Kaplan de Tel Aviv, según el Canal 13 de noticias, que citó a la empresa Crowd Solutions. Decenas de miles de personas protestaron en otras 150 ciudades, pueblos e intersecciones de todo el país, entre ellas 25.000 en Haifa, miles en Jerusalem y, según los organizadores, 17.000 en Kfar Saba.

En Tel Aviv, tres marchas distintas partieron en diferentes direcciones de la calle Kaplan después de la manifestación principal. Algunos bloquearon el tráfico en la principal autopista Ayalon de Tel Aviv, y la policía dispersó a los manifestantes.

Hacia el final de la protesta, un vehículo embistió a un grupo de manifestantes contrarios a la reforma en el sur de Tel Aviv, hiriendo levemente a un manifestante.

Testigos presenciales afirmaron que, poco antes del incidente filmado, el conductor embistió a otros manifestantes y, a continuación, se bajó con un cuchillo y amenazó a los manifestantes que intentaban fotografiar su matrícula.

La policía dijo que el conductor había sido detenido, pero calificó el incidente de accidente.

La profesora Shikma Bressler, una de las principales líderes del movimiento de protesta, dijo a los manifestantes en Tel Aviv: «Hemos llegado al final de una semana conmovedora en la que por fin se han quitado todas las máscaras».

«Entendemos que los miembros aparentemente moderados de la coalición se han convertido, quizá sin querer o quizá deliberadamente, en socios de pleno derecho de los extremistas del gobierno», dijo Bressler.

«Todos los colaboradores de la dictadura lo sabían: a nadie le impresiona hablar de condenar la legislación depredadora un segundo después de haber levantado la mano a su favor. A nadie le impresiona hablar de unidad, un segundo después de haber atropellado a la mayoría del pueblo», añadió.

«Si el gobierno no entra en razón, las consecuencias nos golpearán duramente», dijo el ex gobernador del Banco de Israel Jacob Frenkel a los manifestantes en Tel Aviv e instó a la coalición a detener el proceso y alcanzar acuerdos amplios.

«Nunca habíamos experimentado tal destrucción de valores en tan poco tiempo, no por nuestros enemigos externos, sino por la política del gobierno. A pesar de las promesas de aprobar la legislación sólo con un amplio acuerdo, la semana pasada la primera ley del golpe de régimen -la anulación de la prueba de ‘razonabilidad’- se aprobó sin un amplio acuerdo, pero con una amplia oposición. El daño es enorme».

Netanyahu dijo esta semana que intentaría alcanzar un amplio consenso sobre los demás elementos de la propuesta, pero dio a la oposición un plazo hasta noviembre para llegar a acuerdos de compromiso. También se mostró ambivalente, en entrevistas con medios de comunicación estadounidenses, sobre si acataría la decisión del Tribunal Superior de anular la ley de razonabilidad; los magistrados deben escuchar las peticiones contra ella en septiembre.

Varios legisladores del Likud han sugerido en los últimos días que no apoyarán ninguna otra ley de reforma sin un consenso más amplio con la oposición. El Likud negó el sábado cualquier disensión en sus filas, alegando: «Todos queremos llegar a acuerdos y tenemos que hacer el máximo esfuerzo para lograrlo, pero no vamos a vetar a la otra parte».

El líder del partido Unidad Nacional, Benny Gantz, asistió a una concentración en Rosh Ha’ayin y en un breve discurso agradeció a los manifestantes sus esfuerzos.

«Creo de verdad que vosotros también formaréis parte de la solución, porque esto lo resolveremos juntos, con todos los ciudadanos de Israel. En primer lugar, nos aseguraremos de que no se perjudique a la democracia y, después, acordaremos la forma de continuar juntos», dijo.

Dirigiéndose a los manifestantes en Netanya, el MK de Unidad Nacional Gideon Sa’ar, ex ministro de Justicia, criticó a Netanyahu por sus comentarios a los medios de comunicación estadounidenses, diciendo que el país vio cómo «se retorcía y no decía una cosa: que respetará una sentencia judicial».

«Quiero decirlo de forma clara: un primer ministro que no respeta una sentencia judicial ha perdido legitimidad en ese momento», dijo Sa’ar.

Lihi Lapid, esposa del líder de la oposición Yair Lapid, dijo a los manifestantes en Rehovot que la aprobación por la coalición de la ley de razonabilidad esta semana demostraba que no le importaban las numerosas consecuencias que, según los críticos, tendrá para el país.

Lapid dijo que tenía miedo como madre israelí, que debe enviar a sus hijos al ejército.

«Y nosotras, las madres judías israelíes, de centro, derecha e izquierda, estamos dispuestas a cargar con este miedo y esta preocupación, que vemos a padres que han pagado un precio terrible», dijo.

«Podemos preguntarnos: ¿a qué país estamos enviando a proteger a nuestros hijos? ¿Un país en el que está bien que dos partidos no tengan representantes femeninas? ¿Un país que no acepta a nuestros hijos LGBT? Si se aprueban estas leyes, ¿podré seguir aquí de pie y hablar?».

A continuación describió su lucha por garantizar los derechos de su hija, Yaeli, que padece autismo, lo que le provoca que no hable.

«Junto con cientos de miles de padres que luchan por la voz de sus hijos, aprendí que está prohibido levantar las manos. Está prohibido permitir que nadie te quite la voz», dijo Lapid.

En Jerusalem, la popular banda israelí de hip-hop/funk Hadag Nahash tocó un miniconcierto para los miles de manifestantes que se concentraron ante la Residencia del Presidente.

La cantante Sha’anan Streett dijo a la multitud: «inclinamos la cabeza» en apoyo de todos los manifestantes del país.

«Siempre estaremos con vosotros», dijo Streett, acusando al gobierno de desgarrar la nación y rechazando la afirmación de la coalición de que la reforma legislativa aprobada esta semana era menor.

A primera hora de la tarde del sábado, cientos de personas bloquearon el cruce de Gome, en el norte de Israel, y miles bloquearon una carretera principal de Rehovot, así como el cruce de Karkur.

Un joven de 15 años fue detenido y puesto en libertad poco después por participar en el bloqueo del cruce de Karkur.

La policía también informó de que había abierto una investigación sobre los carteles de una manifestación en Tel Aviv en los que aparecían las caras y los nombres de un puñado de agentes que presuntamente habían hecho un uso excesivo de la fuerza contra ellos en manifestaciones recientes, una medida denunciada por un grupo de derechos civiles.

La aprobación de la primera ley el lunes provocó una reacción masiva, y varias agencias de crédito internacionales publicaron informes especiales advirtiendo de las consecuencias negativas de la reforma y de los importantes riesgos para la economía israelí.

Netanyahu y otros altos funcionarios han rechazado las amenazas, y el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, del partido de extrema derecha Sionismo Religioso, ha culpado abiertamente a las protestas contra la reforma.

Fuente: https://agenciaajn.com/noticia/israel-mas-de-200-000-personas-en-las-primeras-concentraciones-del-fin-de-semana-desde-la-aprobacion-de-la-ley-de-reforma-218303